Llega el verano y viene teñido de rosa. El vino rosado o rosé, se ha posicionado como un favorito de la temporada a lo largo de la última década. 

Se cree que el vino rosado se originó en la Edad Media, en la región de Champagne, Francia, y de allí se extendió al resto de Europa. Al principio se le dio el nombre de Oeil de Perdrix, que significa ojo de perdix, por su color rosa pálido. Surgió por experimentos de los vinicultores franceses con el propósito de crear un vino blanco con cuerpo y que solo obtuvieron este vino rosado. Cuando terminó la segunda guerra mundial, entre la gente se puso de moda el consumo de vino rosa medio dulce.

Hoy en día, la tendencia de su consumo parece estar regresando a un estilo más seco, con fuerte preferencia a vinos hechos a partir de Syrah, Grenache y Cariñena. Sin embargo, el gusto dulce de un White Zinfandel prevalece como un favorito.

Lo cierto es que el rosé resulta divertido, despreocupado, refrescante y casual, como la sensación que despierta la llegada del clima cálido. Por ello, en años pasados fue referido como “lo verdaderamente bueno del verano” por la revista Vanity Fair, cuyo contenido se basa en tendencias, lujo y el más extravagante estilo de vida.

Esta bebida es sumamente sensual, es sutil, sofisticada y rica en sabor y por ello puede beberse sola, como aperitivo o bien, maridarse con todo. De hecho, es un perfecto acompañamiento para una amplía selección de nuestros platillos estrella. Desde el ceviche de salmón con coco o un carpaccio de salmón Ora King, hasta un delicioso Branzino o pulpo súper colosal al carbón.

Por todo esto en Rosa Negra estamos preparados. Nuestra cava cuenta con una buena selección de rosés que mantenemos en frío, listos para llevar a tu mesa. ¡Nuestra terraza es ideal para disfrutar de su frescura y nuestra carta también! La influencia de culturas latinoamericanas aporta una selección de platillos perfectos para ensamblar con este vino y con el calor de esta temporada. Déjanos consentirte y ven a disfrutar un refrescante vino rosé en cualquiera de nuestras tres sucursales: Polanco, Cancún o Tulum.