Un alimento que anteriormente era impensable comerse por su alta cantidad de grasa, hoy es una de las estrellas en la mesa de la alta cocina, estamos hablando del Tuétano.

El tuétano es una parte interna de los huesos de los animales, su textura es grasa, de  color blanquecino, también es rica y esponjosa. Su sabor es intenso y es  muy usado en la cocina Gourmet.

Los paladares exigentes, también demandan el tuétano, el cual puede ser preparado de varias formas desde la más sencilla a la más compleja. Además son portadores de vitaminas y minerales, atributo que  aumentan su valor culinario ante los intereses de los más experimentados chefs.

Algunas de sus presentaciones son como aperitivo, en el plato fuerte, o en forma  de tapas. Se puede comer solo condimentándolo con sal, o bien, cocinarlos en un guiso suculento más elaborado, solo necesitas la ayuda de un cubierto  para llegar a lo más profundo del hueso y saborear todo su interior.

El sabor del tuétano es ligeramente cremoso con un sutil dulzor, sin duda, delicioso. Su éxito se refleja en lo demandante que comienza ser este platillo en las cocinas más reconocidas.

Pruébalos en Rosa Negra como parte de nuestras nuevas recetas. Se preparan con salsa de chile de árbol y tortillas tatemadas.

Si no has probado este delicioso manjar, créeme que te estás perdiendo de un alimento que literal, está en boca de todos aquellos que se comen hasta los huesos. Que nadie te cuente y no esperes más.

Reserva aquí.