Se calcula que en México hay más de 1,500 platillos y bebidas típicas, por lo que no es de extrañar que la gastronomía mexicana haya sido reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en el 2012. Este país ha aportado al mundo ingredientes que hoy podríamos considerar indispensables en la gastronomía mundial, como el chocolate, la vainilla, el chile y el maíz.

Muchas de las recetas que actualmente siguen siendo parte de los comedores provienen directamente de culturas tan antiguas como los aztecas o los mayas. De hecho, se dice que cuando Hernán Cortés llegó a estas tierras, fue recibido con una bebida sagrada: el xocolatl, elaborada con cacao.

El grano de cacao era tan valorado por las culturas mesoamericanas que algunas incluso los ocupaban como moneda. El xocolatl destacaba como una bebida que daba energía y despertaba el apetito sexual, por lo que cuando esta semilla fue descubierta por los europeos, rápidamente la integraron a sus ingredientes y fue así como se popularizó en todo el mundo occidental.

Otros de los más conocidos elementos culinarios son: la vainilla, que deriva de una especie de orquídea endémica de este país; así como los diferentes tipos de insectos que forman parte de algunos platillos y bebidas, como los chapulines o el gusano de maguey.

No podríamos hablar de comida mexicana sin mencionar el chile, uno de sus más importantes ingredientes. Se clasifican dependiendo de si está fresco o seco, lo que hace una diferencia en el sabor y a la hora de prepararlo, por ejemplo, el chile jalapeño seco se convierte en chipotle.

Y por último, pero no menos importante, podemos hablar de una de las bases de la alimentación de los habitantes de estas tierras: la tortilla. Un alimento tan sencillo como versátil que nunca falta en las cocinas mexicanas. Se estima que, en promedio, un mexicano consume 74 kilos de este alimento anualmente.

En Rosa Negra rendimos tributo a todas las tradiciones latinoamericanas, entre las que se incluyen recetas con ingredientes originarios de estos lares. Puedes disfrutar de unos exquisitos tacos de carnitas de pescado, jaiba suave o chapulín, que son delicias mexicanas para el paladar. O unas tostadas de esquites hechas con maíz azul, otro de los secretos culinarios de este país.

Además, haciendo honor al México contemporáneo, te invitamos a probar la ensalada Boing, cuya característica principal es su vinagreta elaborada con este tradicional jugo sabor guanábana.