Es ampliamente conocido que los argentinos son maestros delante de la parrilla. Probar un buen corte argentino implica conocer un poco más de esta cultura y su amor por la carne, pero… ¿sabes cuáles son los mejores? En este blog te mencionaremos cinco de los más conocidos.

Uno de los clásicos es la tira de asado. Para su elaboración se requiere de un corte perpendicular en las costillas, en lugar de separar cada una, por lo que cada tira contiene al menos cuatro huesos de la misma. Luego estos cortes, de alrededor de 5 cm de ancho, se asan a la parrilla o a las brasas.

También tenemos los bifes, cuyo nombre es una adaptación del término inglés beef (carne de res), y se refieren a los filetes gruesos que generalmente salen del lomo de ternera. Entre los más populares podríamos hablar del bife de chorizo, que es una carne muy jugosa, tierna y con un gran sabor.

Otro de los más conocidos es el bife angosto, que puede venir con hueso, en cuyo caso se le llama chuletón, o sin él, que se conoce como entrecot. Al provenir del lomo bajo de la res, tiene un sabor más intenso y el punto justo de grasa, que lo convierte en uno de los favoritos de las parrilladas argentinas.

La entraña argentina de ternera es un corte proveniente del diafragma del ganado y está cubierto por una capa dura de piel, que si bien se puede cocinar para hacer una pieza crujiente, muchos optan por quitársela para que la carne quede más tierna. Por esto último, dependiendo del gusto, se puede considerar una entraña más gruesa o más fina.

Finalmente, pero no de menor importancia, mencionaremos el matambre, un corte situado entre las costillas y la piel, que es una parte muy carnosa. Esta característica la vuelve idónea para prepararse al asador, nada complicada de comer y con una textura única.

Definitivamente, el asado argentino es una experiencia latina apasionante. En Rosa Negra, puedes degustar nuestros bifes y una gran variedad de cortes al carbón que hacen las delicias de los comensales amantes de la carne. ¡Totalmente recomendable!